¿Cómo quitar las uñas de gel en casa?

Todos sabemos lo fácil que es hacerse la manicura, pero ¿Cómo te quitas las uñas de gel? Cuando decidimos quitar el gel de uñas hay que tener varias cosas en cuenta, aunque lo más importante es tener cuidado con la uña natural. Lo más fácil (y caro) es ir a un salón a que te las quiten, pero si sigues nuestros consejos podrás ahorrarte una visita al centro de manicura.

¿Como puedo quitar las uñas de gel paso a paso en casa?

Como ya imaginas, no existe solo una forma de quitarse las uñas postizas en casa, por eso queremos explicaros tres formas diferentes de hacerlo desde casa.

Opción 1: Descortezar el gel de uñas

Muchos esmaltes basados en gel suelen perder fuerza después de unas semanas, por lo que ese momento en el que empieza a caer el gel es un buen momento para aprovechar para retirar todo el restante sin esforzarse demasiado, pero ¿Cómo lo hacemos?

La forma más aconsejable de realizar este método es insertando un palito de naranjo bajo del gel e ir retirando con cuidado. Principalmente tienes que tener en cuenta que no puedes hacerlo con mucha fuerza, para no dañar la base de uña natural.

Esta forma de hacer es de las más tediosas, ya que tienes que ir con mucho cuidado de retirar el gel sin arrancar nada de tu uña. Solo aconsejamos esta opción de quitar el gel de uñas si no tienes herramienta ni ningún salón de uñas cerca.

Opción 2: Baño de acetona

Si quieres una opción “rápida” y sencilla esta es tu opción. Todo lo que necesitas son tus uñas, papel de albal, algodón, agua caliente y un montón de acetona. ¿Qué pasos debes seguir?

Cuando ya tengas todo cerca para empezar lo primero que tienes que hacer es “calentar” el esmalte de gel con el agua caliente, o como se le ha llamado toda la vida, al baño maría. Una vez tenga algo de temperatura la acetona mete las uñas y déjalas a remojo durante unos minutos. Un truco para este paso es recubrir la piel cercana a las uñas con vaselina o crema hidratante para protegerla de la acetona, ya que vamos a estar unos minutos a remojo y puede provocar pequeñas irritaciones en los dedos.

Lo siguiente que vamos a hacer es retirar las uñas de la acetona y tapar cada uno de los dedos con algodón y papel de albal para sujetar el algodón. Ten en cuenta que el algodón tiene que estar empapado en acetona para ayudar a quitar el gel, una vez pasados unos 20-30 min solo hay que quitar los algodones y las uñas deberían de estar casi listas.

Por último os aconsejamos revisar cada una de las uñas para confirmar que no queda nada de gel, y si es así lo que hay que hacer limpiar la acetona al 100% de nuestras uñas y limar para dejar la forma que deseamos. Nosotros siempre recomendamos que al acabar hidrates tus uñas con cualquier producto de uñas.

Después de explicar como quitar las uñas, queremos aclarar porque no hay ningún problema en quitarse la manicura de gel en casa, pese a lo que se dice en muchos sitios que puede llegar a dañar las uñas naturales.

Opción 3: Limar el gel de uñas

Por último puedes limar el gel con un torno eléctrico. Si no tienes un torno va a ser bastante complicado y cansado quitar el gel, ya que esta herramienta nos permite limar a una velocidad que a mano es imposible. ¿Qué necesitamos? principalmente tijeras, el torno eléctrico y paciencia.

Antes de empezar aconsejamos utilizar una lima gruesa, nosotros la que recomendamos es un gránulo como mínimo de 150 granos, ya que el gel es bastante duro. El mejor consejo que te podemos dar si optas por esta opción es que tengas mucha paciencia y que limes con cuidado, siempre sin llegar a dañar la parte natural de nuestras uñas.

Un pequeño truco para saber cuando has limado el gel es la cantidad de polvo que sale al limar las uñas. Claramente el gel saca mucho más polvo que las uñas, así que ves con cuidado y lima solo la parte del gel. Una vez retirado todo el gel, hay que pasar suavemente por la parte natural una lima para “limpiar” la uña de los productos que componen el gel.

¿Es recomendable quitarse las uñas de gel en casa?

Esta pregunta depende de tus habilidades para quitarte las uñas, ya que si lo haces correctamente no hay ningún problema en hacerlo en casa. Otra opción es acudir a un centro de belleza, para que las técnicas de uñas puedan valorar si es necesario quitar el gel o simplemente mantener la uña natural al mismo nivel que la uña postiza.

Si finalmente te decides a hacerlo en casa te queremos dejar unos pocos consejos para que no dañes tus uñas. Lo más importante que debes saber que es bajo ningún concepto debes intentar arrancar la uña postiza, ya que puedes arrancar la parte natural de la uña y causar daños bastante graves. También es importante retirar todas las decoraciones que puedas llevar en tu manicura, ya que si no quitamos estos accesorios se puede complicar la retirada del gel.

CONSEJO 1: Lima de uñas

Como ya hemos explicado, limar el gel es una de las mejores opciones, eso sí debes tener un torno para manicura, de lo contrario vas necesitar mucho tiempo y esfuerzo en limar el gel.

CONSEJO 2: Usa esmaltes de gel

Si no tienes tiempo de quitar el gel, lo más rápido es ocultar las imperfecciones con esmaltes de gel. Ten en cuenta que esta no es la mejor opción, pero si lo que necesitas es rapidez aquí tienes este pequeño truco.

CONSEJO 3: Hidrata tus uñas

Este es el consejo universal para cualquier manicura. Una buena hidratación te asegura una salud envidiable para tus uñas casi casi garantizado. Al utilizar tantos productos químicos es posible que se nos sequen las uñas, por eso es muy importante mantenerlas hidratadas con diferentes cremas y aceites.

¿Qué necesitas para quitarte las uñas de gel?

Como ya hemos ido comentando anteriormente vas a necesitar algún que otro producto para poder quitarte las uñas correctamente y no dañar tus uñas. Para ello, necesitaremos: